miércoles, 3 de octubre de 2012

Receta: Bizcocho de Zanahoria


Hoy os dejo una nueva receta. La he hecho varias veces (algunas veces cuando he podido 'robarle' al Thermomix al vecino, pero no siempre se ha podido así que me las he ingeniado como he podido. La receta queda suave y muy sabrosa, y nadie se cree que se trata de un bizcocho de zanahoria. Váis a sorprender a cualquiera con esta receta!!! Eso sí, paciencia. Sin Thermomix es un poco larga, pero muy sencilla.


Ingredientes:
    300 gr de zanahorias
    300 gr de almendras
    4 huevos a temperatura ambiente
    80 gr harina
    200 gr azúcar
    Un sobre de levadura
    Un pellizco de sal.
    Ralladura de un limón

Preparación:
0) Enciende el horno, que caliente a 170ºC

1) Ralla las almendras. Que el grano no quede muy grande, aunque tampoco que sea polvo, que se note, aunque esto es al gusto de cada uno. Una vez ralladas, resérvalas.
Si utilizas la Thermomix, ponlas unos 5 segundos a velocidad 10.

2) Este paso es también al gusto. Según la receta para Thermomix, puedes pulverizar el azúcar (10 segundos a velocidad máxima). No hace falta que limpies el vaso. Sin Thermomix, puedes utilizar azúcar glass o saltarte el paso y utilizar azúcar normal. La única diferencia (la he hecho de las dos maneras) es que notarás los cristalitos de azúcar al igual que notarás la almendra (aunque la textura es diferente). Yo lo que hago es ir echando en el bol de la batidora los ingredientes que voy preparando, y luego los batiré bien todos.

3) Si no has rallado el limón y lo tienes listo para hacerlo, es el momento; pon la ralladura con el azúcar en el bol. En el caso de usar la Thermomix, ralla la piel del limón (ya sabes, sin la parte blanca) poniéndola en el vaso con el azúcar (sin miedo, valiente!) y pulverizando 40 segundos a velocidad máxima de nuevo.

4) Rayamos las zanahoras. Con Thermomix valdrá con 10 segundos a velocidad 5. Sin Thermomix, un poco al gusto: si queréis que se note bien la zanahoria, dejad la ralladura más grande. Si no, pues más pequeña, como una pasta. Y al bol.

5) Añadimos los huevos. Con Thermomix, batimos unos segundos a velocidad 5. Sin Thermomix directos al bol, podemos batir un poco para ir mezclando bien los ingredientes.

6) Añadimos la harina, la levadura y la sal. Con Thermomix, mezclamos unos 10 segundos a velocidad 1'5; recuerda bajar con la espátula lo que quede en las paredes del vaso y mezclar unos segundos más para que se incorpore. Sin Thermomix, baja un poco la velocidad de la batidora y echa poco a poco los ingredientes secos, a medida que se van mezclando con el resto. Asegúrate que se incorporan bien, sin grumos.

7) Por último, añadimos las almendras que teníamos reservadas. En ambos casos, seguimos mezclando a la misma velocidad, hasta que las almendras se incorporen totalmente.

8) Cogemos un molde, ponemos una película de mantequilla y lo enharinamos para que no se pegue el bizcocho. Si tenéis otras técnicas (aceite en lugar de mantequilla o tenéis algún spray antiadherente para estos casos) adelante. Una vez preparado el molde, ponemos la mezcla y al horno. Lo tendremos unos 40 o 45 minutos (más o menos tiempo dependiendo del tipo de molde y del horno que tengáis), aunque si no lo véis muy claro podéis probar pinchando una aguja y viendo si sale limpia. 

Aviso: no esperéis que salga un bizcocho alto y esponjoso, no es de este tipo. Es un bizcocho 'contundente', y no sube más por lo pesado que es (piensa que lleva almendra y zanahoria).

Presentación:
Hay muchas maneras de presentar este bizcocho, aunque lo normal es ponerle azúcar glass por encima (aunque sin nada es perfecto). Yo una vez lo presenté a un concurso de pasteles que hicieron en mi trabajo y lo que hice fue ponerle coco rayado encima. Triunfó (y gané). Probad con otras combinaciones: chocolates, mermeladas... hay mil cosas que probar.

Pero hay un tipo de cobertura a la que el bizcocho de zanahoria está muy unido: el frosting de queso. Juntos son un clásico de la cocina sajona: Carrot Cake. En este enlace podéis ver cómo se hace esta cobertura, muy típica como decía de la cocina inglesa y americana.


Fuente: Recetario Thermomix (libro básico)