miércoles, 19 de septiembre de 2012

Receta: Brownie al microondas

Uno de los grandes descubrimientos que he hecho en mi etapa repostera ha sido la posibilidad de hacer un brownie de chocolate al microondas, sin la necesidad de encender el horno. Tener un brownie calentito y recién hecho en apenas 15 o 20 minutos, no tiene precio.

Si os gusta el chocolate hasta niveles de ser cansinos en extremo, ésta es la nuestra!

Ingredientes:
  • 3 huevos
  • 125 azúcar
  • 3 cucharadas de leche
  • 125 chocolate NEGRO
  • 125 mantequilla
  • medio sobre levadura tipo royal
  • 80 gr. harina
  • 50 gr. nueces (aunque depende del gusto de cada uno, pero no os paséis)

Preparación:

1) Por un lado, fundimos un poco el chocolate con la mantequilla en el microondas, de manera que lo podamos mezclar bien y lo reservamos, que se enfríe un poco.

2) Por otro lado, batimos los huevos con el azúcar (no utilicéis una batidora, con un tenedor o un batidor es suficiente) y después echamos la leche y la levadura y seguimos batiendo. A esta mezcla le echamos el chocolate con la mantequilla, cuidando que no esté muy caliente.

3) Una vez el chocolate esté bien incorporado, vamos echando la harina, poco a poco mientras removemos (con una lengua, por ejemplo, pero sin batir)

4) Por último, añadimos las nueces a trocitos (según gusto también), y removemos un poco más para que se integren bien en la masa.

5) Engrasamos un molde con mantequilla y harina (que no sea muy grande y que no sea metálico por el microondas) y ponemos la masa. Lo podemos decorar con alguna nuez por encima.

6) Lo ponemos al microondas unos 5 minutos a potencia máxima; como siempre, dependerá del microondas. Para un microondas de 800w son unos 5 minutos, si véis que vuestro micro tiene más potencia, pues algo menos de tiempo, idlo controlando, sobre todo las primeras veces.

7) Una vez acabe la cocción es muy importante que dejéis reposar el brownie en el microondas sin abrir la puerta durante 5 minutos. Una vez pasado el tiempo, lo sacáis con normalidad.

El brownie se puede comer caliente o frío, sólo o acompañado por helado, natillas o un poco de nata. Pocas cosas son tan versátiles!

Lo de siempre, ya me contaréis qué tal os ha salido



(Actualización 23/05/2013: tienes una nueva versión de esta receta 'mejorada' aquí)